sábado, 10 de octubre de 2009

Tormenta en el alma.


Qué cosa maligna perturba mi mente
y se agita en mi corazón arrastrándome en
remolinos furiosos de miedo incomprensible?
Como volcán salvaje mis sentidos se entremezclan,
y la irracionalidad absoluta se convierte en tortura.
La enfermedad que carcome la razón
no permite desatar la maraña de sensaciones
absurdas y locas que con convulsiones
sacuden mi cuerpo.
Separar lo verdadero de lo imaginado,
cerrar mis oídos a las palabras funestas.
La razón me habla pero los temores me ciegan,
me ahogan, me asfixian cual mano gigantesca
que se cierne sobre mi garganta.
Odio y desprecio siento por mi,
cuando revolcándome en la locura
me hundo en una ciénaga de la que no sé salir.
Temblores que agitan mi corazón en un ritmo loco
y desenfrenado, ciegan mi inteligencia
y la oscuridad se cierne sobre mi pecho.
Una tormenta arremete y un vendaval
arrecia mi vida con loca vehemencia .
Mi sangre se ennegrece al mezclarse con los humores del miedo.
¡Necesito ayuda!
Solamente los Seres Superiores pueden dármela.
A ellos acudo desesperadamente
¡Pido Perdón!
¡Pido Piedad!

2 comentarios:

1600 Producciones dijo...

Gracias por compartir sus textos conmovedores! Es un placer leerla.

La saludo nuevamente.

Soraiazinha *.* dijo...

vai ao meu blog e comenta bjinhos continua! *.*