sábado, 3 de julio de 2010


Hace falta que diga cómo estoy? hace falta que demuestre mi pena?
Hace falta decir que la ilusión era muy grande?
No solo por el fútbol.
En este partido tenía puestas muchas ilusiones.
Ilusión de ganar, para que nuestro país siga teniendo alegría.
Ilusión de ganar, para que la ansiada copa estuviera acá, en el fin del mundo.
Ilusión de ver nuevamente a Diego triunfante.
Tantas cosas había puesto en el triunfo, porque suponía
que después de éste venía el duelo final y salíamos campeones.
Qué cosa, verdad? cómo se mezclan mis pensamientos.
No es patriotismo barato, sino un sentimiento que viene mezclado
de emociones hasta políticas.
Por el apoyo de la selección a las Abuelas de Plaza de Mayo.
Por el esclarecimiento de los hijos de desaparecidos.
Por el crecimiento del país, a pesar de tantos detractores.
En fin, cosas de vieja, pero si hubiéramos seguido en carrera
creo que la copa hubiera sido ya un poquito nuestra y la podríamos
haber levantado para brindar por nuestro hermoso país y su gente.



9 comentarios:

LOOKINSIDE dijo...

Ola Mimita :-)
Obrigada pelos seus comentários. Fiquei muito contente por ter gostado.E o Francisco também achou muito interessante e manda muitos beijinhos.
Mimita, compreendo a sua tristeza, mas, a vida é mesmo assim, eu também estou pois o nosso país também ficou pelo caminho...
Beijos grandes para a nossa vóvó especial :-)

Xiomara Beatriz dijo...

Mimita amiga querida el pueblo argentino va mas allá de futbol....de los gobiernos incapaces que solo provocan calamidades...el orgullo está en su pueblo en la valentía de sacar adelante su familia a sí mismos....como habitantes de un mismo planeta las fronteras los colores...no existen para mi...debes sentirte feliz de ser parte de esta vida...ya sé que la pasión del futbol con su ímpetu desborda las emociones...pero el pueblo argentino es sentimiento más que mera emoción...te quiero amiga

DON SOS dijo...

Hola Mimita!

Es cierto, es una pena que la selección haya quedado afuera. Es incuestionable lo dichoso de traer alegría a un pueblo golpeado por las realidades cotidianas de vivir en estos lares tercermundistas.

Con respecto a lo que dice Beatiz, coincido en cierto punto. Las fronteras y los colores de las banderas pueden bien no existir, si son condideradas dentro del territorio sudamericano o latinoamericano. Pero me resulta muy díficil, muy díficil, considerar que no existan fronteras cuando veo las grandes diferencias que nos separan de las potencias. Yo creo que existen fronteras, y espero que algún día empecemos a construir "fronteras adentro" y dejar de vivir con la mirada "fronteras afuera".

Un cálido saludo,

SOS.

gianna dijo...

querida amiga...
Yo a Maradona lo considero como un hermano, porque su vida fue tan mediatica que crecimos junto a el...
todos nos mandamos cagadas o equivocaciones en la vida, pero bueno, son experiencias que ayudan a crecer...
pero Maradona como tuvo vida tan publica, pobre, lleva el karma de la droga, aunque hace mucho tiempo que esta limpio...todo el mundo lo juzga por ese error cometido hace mucho tiempo...
quien no tiene errores...a mi me gusto mucho como DT....y como argentina lo defiendo en los blogs o sitios que no solo lo difaman a el sino a todos nosotros...
para muchos somos sudakas, a mi me lo dijeron, asi que estoy muy caliente...ademas opinan sobre lo que escribimos o comentamos...como si ellos escribieran tratados de filosofia...
pero, voy a ser indiferente y no darle bola a pelotudos...
besitos

Alejandro dijo...

Una verdadera lastima, pense que teniamos muchas posibilidades de salir campeones. Pero en fin, cosas del futbol, tendremos revancha dentro de 4 años.

Saludos!

DON SOS dijo...

Dónde anda Mimita!?

Paz dijo...

Hola ABU: una pena quedarnos en el camino, ojalá a los Argentinos nos unieran muchas más cosas que el futbol cada 4 años...

Besos abu

Ester Lina dijo...

No importa la copa Mimita. Levantarla no tiene un valor especial. Recordá que la elevamos en el año '78, con alegría, mientras miles de nuestros conciudadanos morían o se desgarraban en vida por la represión de la dictadura.
Igual nos alegramos, con esos 3 partidos que nuestro equipo ganó. Y de paso nos divertimos con los que peleaban al Diego, porque saben que simpatiza con este Gobierno, y porque, encima, osó enaltecer con varios gestos a abuelas de Plaza de Mayo.
Nos quedará por siempre el recuerdo de su nobleza.
Te doy un abrazo!

Anónimo dijo...

Alguna vez nos curaremos de tanto egoismo?
Pueden pasar 100 años mas y seria justo, pues a otros tambien les gustaria darse ese gusto.
Tanto vacio tenemos dentro que no se llena nunca?